Spiderman: La muerte de Gwen Stacy

La carrera de Spiderman ha sido, en demasiadas ocasiones, golpeada por la tragedia. De todas ellas, ninguna fue tan arrolladora como la pérdida del amor de su vida, Gwen Stacy, a manos de su peor enemigo, El Duende Verde. Spiderman: La muerte de Gwen Stacy conmocionó a los lectores de cómics de los años setenta, cambió las reglas del juego y todavía perdura como el hito que hizo madurar al cómic de superhéroes.

Título original: The Night Gwen Stacy Died

The Amazing Spider-Man #116-123

Editorial de origen: Marvel

Fecha de Publicación: 1973

 

Editorial en España: Salvat y Panini

Número de tomos: 1

Estado de la serie: cerrada

Tamaño: 26,4 x 18 cm

Autores

Guion: Stan Lee / Gerry Conway

Dibujo: John Romita / Gil Kane

Entintado: Jim Mooney / Tony Mortellaro / John Romita

Color: Stan Goldberg / Andrea y Dave Hunt / Stan Goldberg

Portada: John Romita

Autores:  Stan Lee: Stanley Martin Lieber es un prolífico escritor y editor de cómics estadounidense. Creador de los personajes más icónicos de Marvel: Spider-man, Hulk, Iron Man, Los 4 Fantásticos, Thor, Los Vengadores, Daredevil, Doctor Extraño, X-Men, la Bruja escarlata, Estela plateada y muchos más. Ha ganado múltiples premios; Eisner, Kirby, Saturn, Hugo, etc. La mayoría de ellos son premios a toda su trayectoria. Es sin duda el autor más importante del cómic americano (con todos mis respetos para Will Eisner) y el pilar en que se sustenta la Casa de las ideas.

Gerry Conway es un guionista de origen americano, es reconocido por la cocreación del personaje, The Punisher. Ha trabajado mayoritariamente en Spiderman, The Punisher o la JLA.

John Romita es un historietista estadounidense. Dibujante y entintador, es reconocido principalmente por su trabajo en Spider-man. También ha realizado trabajos en Daredevil, Los Vengadores, Los Cuatro Fantásticos o el Capitán América. Su hijo, John Romita Jr, ha seguido sus pasos en el mundo del cómic.

Gil Kane utilizó también el pseudónimo de Scott Edward; aunque su nombre original es Eli Katz. Nació en Letonia, sus trabajos más populares fueron; el Átomo, Capitán Marvel o Linterna Verde. Ganó los premios National Cartoonist Society y el premio Shazam. Además ingresó en los salones de la Fama de los premios Eisner y Harvey.

Edición: Entrega número veintinueve de La Colección definitiva de Spiderman de Salvat y Panini. Un coleccionable de periodicidad quincenal que contará con 60 tomos a un precio de 12,99€. Spiderman: La muerte de Gwen Stacy, llega tras Spiderman: El Regreso de los seis siniestros.

El formato elegido para esta colección es sobresaliente. La calidad de los materiales es realmente buena, y se han cuidado mucho los detalles; además el precio está por debajo de la media en cuanto a tomos se refiere. Un gran punto a favor es la inclusión de diferente material extra en el tomo: Todas las portadas de las grapas originales, información sobre los autores, entrevistas y artículos editoriales.

Un detalle a tener en cuenta es que el orden de venta de los fascículos no se corresponde con el número en el lomo de cada tomo. Me explico: Una vez completada la colección, queda ordenada de manera cronológica, pero los fascículos no salen a la venta del más antiguo al más nuevo, sino que salen salteados. Esto es una estrategia de Marketing para contentar al público adulto que busca material clásico, sin perder al público potencial que busca un apartado gráfico más actual.

En paralelo podemos encontrar esta obra en el formato Marvel Gold (aunque éste es más amplio, ya que recopila The Amazing Spiderman #100 – 123)

Guion: El tomo que nos ocupa, se puede diferenciar en tres arcos argumentales completos y un breve extra.

En el primer arco, veremos un tema político con el candidato a la alcaldía Richard Raleight, que cuenta entre otros, con el apoyo de J. Jameson, Gwen, M.J. y Harry Osborn. Se producen diversos incidentes en los que Spiderman debe enfrentarse con El Devastador (El hombre Monstruo) y el Disruptor.

En el segundo arco argumental, Peter visita Canadá como fotógrafo, para capturar a Hulk en acción; aunque realmente va a investigar quién está intentando contactar con Tía May. Durante su estancia y como era de esperar, tendrá que enfrentarse al Gigante Verde.

El tercer arco es Spiderman: La muerte de Gwen Stacy. Norman Osborn está destrozado, su hijo recae en las drogas, sus empresas están cayendo y está perdiendo las riendas de su vida. Ya transformado en su álter-ego El Duende Verde, decide atacar a Spiderman dónde más le duele.

El breve extra del que os hablaba es el proceso de asimilación de lo ocurrido por Spiderman, que deberá enfrentarse a Luke Cage, que ha sido contratado por J. Jameson para acabar con el arácnido.

Un tomo con un guion potente, buenos diálogos y una de las historias más impactantes dentro del mundo de los superhéroes.

Apartado visual: Tanto John Romita como Gil Kane, realizan un dibujo bastante realista en el tomo. Salvo ciertas viñetas, las proporciones son correctas. La gesticulación de los personajes está muy bien conseguida y los diferentes dibujos están tomados de distintos ángulos dando pie a una gran narración gráfica.

Las viñetas cuentan con mucho detalle y por norma general no dejan los fondos vacíos. Los momentos de acción están muy bien representados, dotando de movimiento a las escenas.

El entintado cobra mucha presencia, ya que no sólo se usa para perfilar a los personajes, sino que además, delimita el color creando sombreados y alimenta las técnicas de coloreado por planchas de la época.

Un gran apartado visual para un tomo que es un referente dentro del mundillo.

Spiderman: La Muerte de Gwen Stacy, la madurez del cómic de Superhéroes.

Opinión personal: Spiderman: La muerte de Gwen Stacy supone un salto de madurez en el cómic de la época. La muerte de un inocente personaje de manos de un villano hace fortalecerse los cimientos de la industria, demostrando que por fin, todo puede pasar. Los cómics ya no son cosas de adolescentes, sino que abarcan un abanico mayor.

El tomo en cuestión, es un tomo más en la lista de cómics de Spiderman, un tomo bueno, pero nada más. El tema es que dicho tomo incluye los números 121 y 122 de The Amazing Spiderman que sin duda eclipsan el resto de la historia.

La caída de Gwen desde el puente de Brooklyn, es una de las páginas más importantes y significativas de la historia del cómic. Spiderman sufre un cambio de verdad en su caracter que se verá reflejado en obras sucesoras.

Y es normal que la muerte de Gwen acapare toda la atención del tomo en cuestión y que deje en segundo plano, casi sin darnos cuenta, la muerte del Duende Verde y lo que ello conlleva.

Sin duda un tomo imprescindible. Tanto para los seguidores del trepamuros como para los fanáticos del cómic de superhéroes.

Lo mejor: Buena edición, gran dibujo, gran guion, obra muy significativa.

Lo peor: Nada reseñable.

Apartados

EDICIÓN: 90 puntos
GUION: 90 puntos
APARTADO VISUAL: 85 puntos

NOTA FINAL (sobre 100)

NOTA: 88.3 puntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.