Spiderman: Tormento

Balanceándose de edificio en edificio, colgado de una delgada telaraña, Spiderman vigila la ciudad. Pero, escondido en las sombras, un villano vengativo quiere manipular a uno de los enemigos más mortales del lanzarredes para llevar a cabo su venganza. El terror está al acecho en los callejones sucios de la ciudad de Nueva York… ¡y es El Lagarto!

Título original: Torment

Spider-man #1-5

Editorial de origen: Marvel

Fecha de Publicación: 1990

 

Editorial en España: Salvat y Panini

Número de tomos: 1

Estado de la serie: cerrada

Tamaño: 26,4 x 18 cm

Autores

Guion: Todd McFarlane

Dibujo: Todd McFarlane

Entintado: Todd McFarlane

Color: Bob Sharen y Gregory Wright

Portada: Todd McFarlane

Autores: Todd MacFarlane es un dibujante, escritor y diseñador de origen canadiense. Creador del personaje Spawn para Image, es reconocido por sus trabajos en Spider-man, ganador del premio inkopt.

Edición: Llegamos a la mitad de la colección con esta entrega número treinta de La Colección definitiva de Spiderman de Salvat y Panini. Un coleccionable de periodicidad quincenal que contará con 60 tomos a un precio de 12,99€. Spiderman: Tormento, es el primer tomo en “solitario” del arácnido, de la mano de Todd McFarlane y llega tras Spiderman: La muerte de Gwen Stacy.

El formato elegido para esta colección es sobresaliente. La calidad de los materiales es realmente buena, y se han cuidado mucho los detalles; además el precio está por debajo de la media en cuanto a tomos se refiere. Un gran punto a favor es la inclusión de diferente material extra en el tomo: Todas las portadas de las grapas originales, información sobre los autores, entrevistas y artículos editoriales.

Un detalle a tener en cuenta es que el orden de venta de los fascículos no se corresponde con el número en el lomo de cada tomo. Me explico: Una vez completada la colección, queda ordenada de manera cronológica, pero los fascículos no salen a la venta del más antiguo al más nuevo, sino que salen salteados. Esto es una estrategia de Marketing para contentar al público adulto que busca material clásico, sin perder al público potencial que busca un apartado gráfico más actual.

Guion: Tras unos cuantos trabajos dibujando en The Amazing Spider-man, Todd McFarlane convence al editor para no sólo dibujar, sino también para guionizar él mismo al trepamuros. Desde Marvel aceptan la propuesta, pero en vez de incluirle en una de las tres cabeceras del momento (The Amazing, The Spectacular y Marvel Team up) inician la cuarta cabecera del lanzarredes bajo el nombre de Spider-man (No se comieron mucho la cabeza).

Spiderman: Tormento está compuesto por cinco grapas y es el primer título guionizado y dibujado por el creador de Spawn, que números atrás había realizado el diseño de un nuevo villano llamado Veneno. Las expectativas estaban muy altas y con Todd McFarlane tuvo lugar una de las etapas más icónicas del trepamuros. Las ventas en Marvel se dispararon, pero viéndolo con perspectiva, vemos que los guiones no se le daban tan bien al autor canadiense.

Tomando como punto de partida La última cacería de Kraven (Un tebeazo), McFarlane plasma un guión muy sencillo: La antigua novia de Kraven, recurre a la magia Vudú para controlar al Lagarto y lanzarlo contra Spider-man para vengar la muerte de Kraven.

Como premisa está bien, el problema es que no hay más. El Dr. Connors no “aparece”, el Lagarto es simplemente un animal cargado de odio, que carece de sentido común y que ni siquiera tiene una sola palabra durante la obra. Ni siquiera Spider-man entiende el por qué del ataque y el lector se siente in media res desde que abre el tomo, intentando ver qué ha pasado por alto, puesto que no comprende las motivaciones de los hechos que se suceden.

Spiderman: Tormento se presenta como un cómic adulto, bajo una atmósfera oscura. Pero la realidad es que se trata de un cómic con un guión plano y con diálogos sencillos, que va directo a la acción; dejando a un lado la identidad de Spiderman, su tono alegre dentro de la tragedia, sus chascarrillos durante las peleas o los chistes malos que le acompañan desde sus inicios.

Apartado visual: Dando continuidad a los párrafos anteriores cabe preguntarse. ¿Por qué entonces la etapa de McFarlane rompió el mercado en los 90? ¿Por qué se recuerdan con tanta admiración estos primeros números de Spider-man? Pues evidentemente por su apartado gráfico.

Porque Todd McFarlane cambió la imagen de Spiderman sesentera, por la que conocemos en la actualidad. Un Spiderman de ojos grandes, con movimientos imposibles, con poses realmente flexibles. Creando una tela de araña entrelazada que aparece a raudales en las sucesivas viñetas. En definitiva, creando al icónico Spiderman.

Es un dibujo de gran belleza (sin olvidarnos que hablamos de los años noventa) cuyas viñetas bien podrían ser pósters para colgar en las paredes. De hecho en este tomo abundan las splash pages a doble página.

Las facciones son proporcionalmente realistas, o al menos el autor intenta que lo sean. Trabaja bien los fondos y hace un gran esfuerzo para representar las texturas.

El color en su mayor parte corresponde a Bob Sharen (salvo una grapa de McFarlane y otra de Gregory Wright) y en gran medida resta calidad al dibujo por su exceso de contraste y su falta de realismo. Una paleta de colores corta y bastante plana. Es evidente que no contaban con los medios que hay actualmente, y siendo realistas, no podemos decir que el color fuera malo, pero el dibujo de algunas viñetas estaba un par de escalones por encima y el color no estaba a la altura.

Con la iluminación ocurre lo mismo, demasiado contraste. Hay zonas con iluminaciones planas sobre sombras muy marcadas y viñetas sin ningún tipo de sombreado. Es más hay viñetas en las que como lectores no sabríamos decir desde qué punto están iluminadas.

Sin duda el dibujo destaca, pero el apartado gráfico se ve lastrado por el color y la iluminación.

Spiderman: Tormento. El comienzo en solitario de McFarlane.

Opinión personal: Haber vivido esta etapa en su momento tuvo que suponer un salto de calidad en el mundo del cómic, como así demostraron sus ventas. Viéndolo en perspectiva y teniendo en cuenta las limitaciones o las técnicas y la situación social de la época, nos deja un sabor un tanto amargo. Es evidente que El Spider-man contemporáneo nació aquí, al menos a nivel gráfico, pero desde luego el guion deja mucho que desear por su inexistente complejidad.

Spiderman: Tormento es un cómic de lectura rápida, cuyo mayor interés radica en contemplar la secuencia de splash pages del trepamuros en poses imposibles.

Un cómic que sólo podemos recomendar a los fanáticos de Spider-man y para colecccionistas.

Lo mejor: El origen gráfico del Spiderman contemporáneo.

Lo peor: El guion es muy flojo.

Apartados

EDICIÓN: 90 puntos
GUION: 50 puntos
APARTADO VISUAL: 85 puntos

NOTA FINAL (sobre 100)

NOTA: 75 puntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.