Assassin´s Creed: Black Flag Awakening

Siglo XVIII, la era dorada de los piratas. Edward campa a sus anchas haciendo de las suyas por el Caribe en Assassin´s Creed: Black Flag Awakening.

Sin embargo, resulta que esa vida tan salvaje; no son más que los recuerdos de Edward, que un chico llamado Masato Yagiyu experimenta gracias al sistema de realidad virtual Animus. Masato quiere acercarse más a su madre, creadora de esa tecnología, pero acaba envuelto en una conspiración relacionada con cierto tesoro.

Inspirado en el videojuego Assassin´s Creed Black Flag, el manga narra las vivencias de Masato que a través del Animus toma el control de Edward Kenway. Un temible pirata en el Caribe del siglo XVIII.

Título original: Assassin’s Creed IV: Black Flag – Kakusei

Editorial de origen: Shueisha

Revista: Jump X       Años: 2013-14

Categoría Demográfica: Seinen

Autor / es: Takashi Yano / Kenji Oiwa

Editorial en España: Panini

Número de tomos: 2

Estado de la serie: cerrada

Formato: Rústica con sobrecubierta

Tamaño: Tankobon (13 x 18)

Edición: Tras el éxito consecutivo de las diferentes entregas de videojuegos de la saga Assassins´s Creed, Ubisoft encarga la versión manga de Assassins´s Creed 4: Black Flag a los autores Takashi Yano y Kenji Oiwa; bajo el título Assassin´s Creed: Black Flag Awakening.

Éste manga llega a nuestro país manteniendo el formato original; de la mano de Panini en dos tomos, con una edición sencilla, pero cuidada a un precio estándar. Aunque bien podrían haber realizado una edición en un sólo tomo, ya que los dos libros son más bien delgados.

Autor/es: Takashi Yano es el encargado de adaptar el guion del videojuego al manga. Kenji Oiwa está al frente de los lápices en esta adaptación. Su trabajo más conocido es Welcome to the NHK.

Guion: Assassin´s Creed: Black Flag Awakening está inspirado en el videojuego, pero no es un trasunto del mismo. Para empezar, el protagonista Masato no existe en el juego. En el juego es el propio jugador, quien en primera persona se introduce en el Ánimus. Esta parte del guion del manga es lo más interesante, ya que en el juego no se da importancia al presente en Abstergo.

En cuanto a la trama de Edward, se descartan muchas secuencias, entrando directamente en la búsqueda del Observatorio en medio de la guerra entre los asesinos y los templarios. Esta ausencia de trama hace que la historia fluya muy deprisa, pero para el lector que no conoce el juego resulta desconcertante.

Apartado visual: Nos encontramos con un dibujo estándar para el público shonen. Un dibujo entintado en exceso, con multitud de “rayas” que simulan acción y personajes muy sombreados para maquillar la falta de detalles. En muchos de los rostros encontraremos uno de los ojos completamente sombreado restando calidad al dibujo. El autor utiliza fondos de trazos rectilíneos simples o incluso viñetas sin fondo.

Es un dibujo poco trabajado, pero no malo. Los personajes mantienen proporciones correctas y sus rostros son muy expresivos.

En cuanto a su similitud con el videojuego, se podría decir que Kenji Oiwa se toma la licencia de “rejuvenecer” a los personajes para el manga, alguno de ellos hasta el extremo.

El dibujo aprueba, pero no destaca.

Assassin´s Creed: Black Flag Awakening es una adaptación al manga del videojuego Black Flag.

Opinión personal: A rasgos generales estamos ante una buena adaptación, con mucha acción; aunque enfocada a un público shonen. No obstante, había material para realizar una obra un poco más larga. Cuyo contenido bien podría orientarse a un público más adulto y con más tiempo dedicado al dibujo, podría haber sido una obra destacable.

Lo mejor: Buena adaptación y mucha acción.

Lo peor: Dibujo poco trabajado, obra muy corta, si no conoces el videojuego es difícil entender la trama.

Apartados

EDICIÓN: 70 puntos
APARTADO VISUAL: 70 puntos
GUION: 70 puntos

NOTA FINAL (sobre 100)

NOTA: 70 puntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.